Como usar correctamente el autobronceador

Aunque aún no lo vamos a usar porque acaba de terminar el verano y seguro que estás luciendo un bronceado perfecto, el autobronceador es un aliado perfecto para todas las mujeres del mundo, ya que el bronceado se termina acabando.

Muchas chicas dicen que usar autobronceador es lo peor que hay, que el cuerpo no queda del mismo color y que incluso a algunas se les pone la piel naranja. Luego, con el tiempo, el bronceado no se va uniformemente, sino que se van quedando ronchas por todo el cuerpo.

Todo esto no se debe a que el autobronceador sea una mala opción, sino a que no lo aplicamos de la manera correcta o no nos hemos informado de cómo preparar nuestra piel antes de usarlo.

Los mejores autobronceadores están hechos de caña de azúcar. La caña de azúcar es capaz de “quemar” la primera capa de la piel, dejando un autobronceado momentáneo sin la necesidad de ir a la playa.

Antes de ponerte el autobronceador, debes tener claro que debes quitarte toda la piel muerta del cuerpo, esto sólo se consigue con una buena exfoliación, así, al autobroncearnos, toda la piel que se tinta será piel nueva que aún no se ha desprendido.

Para una buena exfoliación antes del broceado, debes tener al menos una esponja adecuada para exfoliarte.

Esponja exfoliante La chinata

La piel no debe estar deshidratada, así que procura empezar a hidratarla al menos una semana antes con una buena crema. Los autobronceadores vienen ya con efectos hidratantes pero si la piel está preparada, lo absorberá antes.

Para que la piel no quede naranja, se desde tener en cuenta el color de piel que tiene cada persona, si se tiene un color de piel muy blanco, no debes aplicar capas y capas de autobronceador, sólo aumentar un poco el tono para que no se vea tan pálida y progresivamente ir aumentando el color, pero no puedes pasar de blanco a moreno intenso en un día…

Una vez que llegues al color de piel que estás buscando, entonces debes aplicarlo solamente una o dos veces por semana, para ir manteniéndolo.

Una precaución que debes tener con los autobronceadores es si tienes manchas en la piel, ya que los autobronceadores tienden a hacerlas mucho más notables.

Autobronceador

La zona de las rodillas y los codos debe estar muy bien exfoliada, ya que son zonas muy rugosas y al extender el autobronceador se pueden quedar mucho más morenas esas zonas o que no quede uniforme.

¿Sueles usar autobronceadores para mantener el moreno? ¿O eres más de cabinas de rayos para broncearte? Como último consejo evita usar el autobronceador que usas en el cuerpo, en la zona de la cara. Algunos autobronceadores son muy grasos y al final dejan una apariencia grasa en la cara que puede hacer que te salgan granitos.

Related Posts