Cuidado corporal, empieza tu rutina de belleza

Cuidar la piel puede parecer un poco agotador si lo haces cada día, por la verdad es que si eres capaz de seguir los consejos que voy a darte a continuación, podrás tener una piel radiante todo el año con un mínimo esfuerzo.

El sol

Como ya te he comentado en alguna ocasión, la forma más adecuada de proteger la piel es protegiéndola de su principal enemigo que es el sol. Si no cuidas tu piel del sol y te expones tomándolo sin protección estás contribuyendo a que la piel envejezca 10 veces más rápido y además puedes contraer cáncer de piel.

Siempre que salgas a la calle, aunque lo hagas muy abrigada, recuerda aplicar un protector para tu piel, igual que lo haces con tu pelo cuando le vas a aplicar calor.

Las duchas

Para la piel, siempre es mejor una ducha corta y con un jabón especial. La mayoría de los jabones – sobre todo los sólidos- tienden a resecar la piel, por eso, puede que después de darte una ducha sientas la piel tirante. Esto se debe a que los jabones la deshidratan. Para que esto no pase, debes usar jabones que contengan lípidos, ¿te has dado cuenta cómo se queda una pastilla de jabón al cabo de un tiempo de uso? Totalmente deshidratada.

cuidados Cuidado Corporal, empieza tu rutina de belleza

Nunca frotes

Puede que te parezca mucho mejor frotar con la toalla tu piel al salir de la ducha para que la piel quede mucho más exfoliada, pero esto es un error que muchas chicas cometen sin darse cuenta que lo único que hacen es dañar la piel.

Al salir de la ducha, la piel es extremadamente sensible a todo, por eso es muy probable que se ponga roja rápidamente con cualquier cosa. No la dañes.

La mejor forma de secarte es hacerlo con suaves golpecitos sobre la piel con una buena toalla.

Las cremas

Seguramente, recuerdas ponerte cada noche tu crema hidratante en la cara. Esto se debe a que cuando no queremos olvidarnos de algo lo ponemos delante de nosotros. Saca del armario tu crema corporal, ponla justo delante de ti al salir de la ducha y durante una semana oblígate a ponértela cada vez que salgas de ella.

Al cabo de un par de semanas, ya tendrás el hábito creado y lo harás de forma automática, tu piel te lo agradecerá.

El agua

Por medio de la crema, le aportas al cuerpo una “capa” estética que te dura el tiempo que la crema tenga efecto en esa zona. Si dejamos de usar cremas, al cabo de un tiempo tenemos esa zona de nuevo como un desierto áspero y seco.

Esto pasa porque estás hidratando la zona más superficial de la piel, las primeras capas. Cuando bebes agua hidratas tu piel desde dentro. Es importante que bebas al menos un litro y medio de agua cada día que además te sirve para eliminar toxinas.

¿Cómo saber si el agua que estás bebiendo es suficiente?, es muy sencillo, fíjate en el color de tu orina.

  • Si tiene un color muy amarillento, no estás bebiendo ni la mitad del agua que necesita tu cuerpo.
  • Si tiene un color amarillo suave, deberás beber un poco más de agua al día
  • Si es muy clara, felicidades, tu cuerpo está perfectamente hidratado por dentro.

¿Sueles aplicarte crema hidratante en el cuerpo cada vez que sales de la ducha? ¿Forma parte de tu rutina de belleza igual que la crema facial? Yo soy un poco más perezosa con el cuidado del cuerpo, pero poco va formando parte de mi día a día.

Related Posts