Los aceites se usan desde hace siglos, en Egipto se usaban para embalsamar a los muertos y aún muchos siglos después seguían cumpliendo esa función. Se extrae de las plantas, de las flores, de las raíces, está presente en prácticamente todos los elementos de la naturaleza.

oro liquido Oro líquido en la cosmética

Cada vez más marcas lanzan productos al mercado basados en el aceite, capilares, faciales, corporales… da igual para que zona, si quieres usar un aceite seguro que hay alguno en el mercado que encaje con lo que necesitas.

Cada tipo de aceite posee unas propiedades diferentes, muchos de ellos usan plantas, flores o hierbas para su formulación; los hay muy conocidos como el de Argán, el de Almendras o el de Oliva, y cada vez están más presentes en la cosmética no solo en su formato oleoso.

Hasta hace no mucho se pensaba que el uso de los aceites para la piel o el cabello, producirían grasa en mi piel o apelmazarían mi pelo, pero tras animarme a probar unos cuantos me he dado cuenta de que no podía estar más equivocada.

Los aceites hidratan, tonifican y suavizan la piel, aun con textura ligeramente oleosa cada uno en su formato aporta a la zona en la que lo apliques justo lo que necesita.

Si lo usas para la piel notarás una hidratación extra al momento, algunos aportarán una luz a tu piel que ninguna crema podrá igualar, en tu cabello controlarán el encrespamiento y nutrirán tu pelo sin dejarlo apelmazado o graso. A nivel corporal hidratará tu piel, evitará la aparición de estrías y reafirmará tu piel.

A mí me gustan mucho también para la bañera, añade unas gotas al agua y sumérgete, disfrutarás de un baño relajante que dejará tu piel suave y aterciopelada.

Pero si aún así prefieres no utilizar aceites puros, siempre puedes optar por productos que los contengan en su formulación, como es el caso de los productos de La Chinata, que están formulados a base de aceite de oliva, “el oro líquido español”.

Related Posts